Carnes sabrosas

La tierra ofrece una carne de altísima calidad: el ternero procedente de mataderos de la provincia coruñesa está considerado una pieza excepcional.

Con el cerdo se preparan platos tan contundentes como el cocido gallego y el clásico lacón con grelos, en el que entran también patatas y chorizos.

No debe olvidarse de probar los domingos una sabrosa especialidad: los callos a la gallega, que llevan escolta de garbanzos y se perfuman con cominos. De la huerta, además de grelos y nabizas, hay que subrayar la calidad de los pimientos de Padrón, que son los más afamados.

Mariscos y Moluscos excelentes

Es natural que lo primero que busque el viajero que llega a Portosín sea el marisco. No quedará defraudado. Probablemente el rey de los mariscos coruñeses sea el percebe, que en la costa encuentra su habitat perfecto.

Pero no faltan nécoras, centollas, camarones, cigalas, langostinos, bogavantes ni, entre los moluscos, almejas, ostras, berberechos, mejillones, vieiras, zamburiñas o navajas. Berberechos, vieiras y zamburiñas suelen ser la base de muy apreciadas empanadas y de nuestra especialidad, el Arroz con Vieiras.

También, cabe mencionar sobre todo el pulpo, generalmente cocinado “á feira”, con aceite, sal gorda y pimentón.